La tasa de desempleo abierta muestra la población abierta sin empleo. Este es un indicador importante del mercado laboral porque muestra el porcentaje de personas que no pueden encontrar empleo y lo están buscando activamente. 

Los resultados muestran que la tasa de desempleo entre el 2002 y el 2015 fue baja. El 2002 la tasa de desempleo fue de 5,8%, bajo levemente entre el 2005 y el 2007 al rededor de 5,7% pero disminuyó alcanzando la tasa más baja el 2012 con 2,49%. Sin embargo se evidencia un incremento el 2013 y para el último año llegó a 3,93%.

Si se desagrega por género los resultados muestran que los hombres tuvieron una tasa más baja de desempleo comparado con las mujeres. Para el 2002 la tasa de los hombres fue de 4,82% y de las mujeres de 7%. Para el 2015 alcanzó 3,27% y 4,48% respectivamente. 

Otra desagregación importante es la de desempleo aspirance y cesante. Los aspirantes son en su mayoría jóvenes que están ingresando al mercado laboral y no cuentan con experiencia. Mientras que los cesantes son trabajadores con previa experiencia laboral. Los resultados muestran que los aspirantes representaron una proporción de 27,1% y el restante 72,1% fueron los cesantes; para el último año se evidencia una participación de 34,1% de aspirantes y 65,9% de cesantes