El indicador muestra el número de individuos con empleo que están aseguradas a seguros de salud. Para el total de la población se incrementó de 14,05% el 2002 a 24,9% el 2015. Sin embargo a partir del 2013 se evidencia una tendencia decresiva, ese año llegó a 30,22%. Si se desagrega por sexo los resultados muestran que el 14,9% las mujeres para el 2002 estaban aseguradas y para el 2015 incrementaron a 27,44%, mientras que los hombres en el 2002 fueron 13,4% y para el último año alcanzaron 23,1%. Así más mujeres están aseguradas que hombres. 

La segunda desagregación por relación laboral cuenta con Asalariados (asalariados y domésticos asalariados), Independientes (patrón y trabajador por cuenta propia) y Trabajadores sin remuneración (trabajador familiar que no recibe remuneración). Para el 2002 las personas con seguro de salud por relación laboral fueron de 29,05%, 7,31% y 3,8%  y para el 2015 39,9%, 14,4% y 13,5% respectivamente. Es así como los  trabajadores asalariados tienen mayores tasas mientras que  los independientes y trabajadores sin remuneración tienen menos.