Este indicador muestra la proporción de personas que pertenecen a la población ocupada y que aportan a AFPs. El total de la población que aporta incrementó de 12,84% el 2002 a 21,92% el 2015. Al analizar por sexo se encuentra que para el primer año los hombres aportaron en 14,83% y las mujeres en 10,3%. Para el último año el valor se incremento a 23,64% y 19,55% respectivamente. 

La segunda desagregación por relación laboral cuenta con Asalariados (asalariados y domésticos asalariados), Independientes (patrón y trabajador por cuenta propia) y Trabajadores sin remuneración (trabajador familiar que no recibe remuneración). Para el 2002 las personas que aportaron a AFPs por relación laboral fueron de 34,71%, 2,12% y 0,46% y para el 2015 48,29%, 5% y 0,8% respectivamente. Así los que más aportan son los trabajadores asalariados y los que menos los independientes y trabajadores sin remuneración.