Si se analiza el gasto público en salud, se observa primeramente que este tiene un mayor peso dentro de lo que es el gasto total en salud realizado por ambos sectores (público y privado), donde según el banco mundial el gasto público en salud representa cerca del más del 70% a partir del año 2013 llegando a 2014 a la cifra de 72%. El gasto total en salud (realizado por los sectores público y privado) presenta también un aumento progresivo en los últimos años a partir del año 2010 debido principalmente al aumento registrado por parte del gasto público en salud, llegando a sobrepasar en el año 2014 el 6%. A lo largo del periodo analizado se presenta un carácter muy volátil con picos y caídas, donde los descensos eran más lentos que los aumentos. En el 2000 se registra un nivel de 5.7% del PIB, se llega al máximo porcentaje dentro del periodo analizado en el año 2002 que es de 6.5%, posteriormente se presenta el carácter descrito anteriormente, pero desde el año 2010 hasta el 2014 el crecimiento parece ser más prolongado que en periodo posteriores y también se presenta un crecimiento más lento de año a año sobrepasando desde el 2002 el 6% llegando hasta 6.33% en el 2014. Entre el 2000 y el 2014 se registra un crecimiento del 11%. Sin embargo, cabe mencionar que si bien no varió mucho el gasto en salud como porcentaje del PIB por causa del crecimiento económico registrado en los últimos años, en términos nominales este creció, lo cual explica también el crecimiento del gasto en salud per-cápita.