El indicador de brecha de pobreza extrema tuvo un descenso significativo tanto a nivel nacional como para todos los niveles de desagregación. A nivel nacional, el indicador disminuyó de 26.41% a 7.64% entre los años 2000 y 2015. De igual manera, el área urbana y rural también tuvieron descenso en el valor del indicador, encontrándose en el área rural un mayor descenso en comparación del área urbana. Sin embargo, aún existe una disparidad urbano-rural en los valores del indicador a lo largo de los años. Al momento de desagregar por departamentos, se encuentra que para el año 2015, el departamento con mejor desempeño es Santa Cruz con una brecha de 3.85% para el 2015. En contraste, Chuquisaca se encuentra en la situación más desfavorable en relación con el resto de los departamentos, con una brecha de 20.31%

En relación con las características por el Jefe de Hogar, se observa que para las distintas características el valor del indicador disminuyó. Por ejemplo, al considerar la edad del jefe de hogar se muestra un descenso para todos los niveles de edad, con la característica peculiar de que los hogares con jefe de hogar con edad mayor a 60 años, tuvieron un descenso mayor en el valor del indicador en relación a los otros grupos de edad. Si se observa las características del jefe de hogar por sexo y etnia, se encuentra que la brecha disminuyó para ambas desagregaciones. Por ejemplo, la brecha de hogares con jefe de hogar hombre paso de   24.79% en 2000 a 6.62% en 2015, y el valor del indicador para hogares con jefe de hogar mujer paso de 20.74% a 4.28% en los mismos años. Para este nivel de desagregación, también existió una disminución por área geográfica. En el año 2000, los hogares con jefe de hogar indígena registraron una brecha de 37.21% que bajó a 10.90% en 2015. Durante todo el periodo de análisis, este grupo se encuentra en desventaja frente a los hogares con jefe de hogar no indígena, puesto que este último grupo llego a una brecha de 3.14%