La brecha de ingreso mensual muestra el ratio de ingresos entre las mujeres sobre los hombres. Permite analizar la disparidad de ingresos y además se basa en el poder adquisitivo al quitar el factor inflacionario de los precios en el ingreso. Para el 2002 la brecha de ingreso fue de 0,72, se lee de la siguiente manera: por cada 100 bolivianos que ganan los hombres, 72 ganan las mujeres. La brecha disminuyó para el 2015 a 0,8.

Si se analizan los resultados por rama de actividad el 2002 la actividad más inequitativa fue la de Agricultura ya que la brecha fue de 0,46. Mientras que para el Transporte la brecha fue de 1,11, por lo que en este caso el resultado se lee así: de cada 100 bolivianos que ganan los hombres las mujeres ganan 110. La Manufactura tuvo una brecha de 0.55; Comercio, Hoteles y Restaurantes  0,54; Servicio a Empresas 0,66; Servicios a Personas 0,55 y Administración pública 0,65. Para el 2015 la más inequitativa fue la de Agricultura con 0, 54 es decir aumentó la brecha y la más equitativa los Servicios a Empresas con 0,91 que disminuyó brechas. La Manufactura disminuyó a 0,6; El Comercio, Hoteles y Restaurantes disminuyó a 0,78; el Trasporte aumentó a 0,69 y la Administración pública disminuyó a 0,88.